Los trabajadores de Air France agreden a directivos cuando anunciaban 2.900 despidos