Al menos uno de los pilotos del caza ruso derribado por Turquía ha muerto