Zeko, español en Saint-Denis: "Escuché un golpetazo muy fuerte, como si se chocaran dos coches"