Claudia lleva 200 días acampada en las puertas del banco por una hipoteca abusiva