Ramón Espinar: "A Aguirre le pega la música del NO-DO de fondo"