Los dos grandes partidos retroceden en conjunto 13 puntos respecto a 2011