466 facturas por valor de 278.000 euros cargados al ayuntamiento de Valencia