Ciudadanos, la llave del poder