Rus y sus hombres de confianza, grabados contando "dos millones de pelas"