La PAH se moviliza ante Blackstone, uno de los fondos buitres que compran pisos