Rubén: “Se sientan en un sillón para cobrar y para dejarnos a nosotros en calzoncillos”