Stravros: “Con el no, los griegos miramos a la gente, no a los números”