Rodrigo Rato se apunta a un cursillo de voluntariado: servirá en un comedor social