Íñigo Errejón critica la actitud del Gobierno con los trabajadores de Coca Cola