E. Silva: "Hay que entrar en la médula de esa gestión criminalizada"