J.C. Díez: “El dinero nunca ha sido neutral”