Aguirre mantiene que sólo dos personas a quien ella nombró han sido imputadas