Los bomberos de Barcelona denuncian los incendios domésticos causados por la pobreza energética