La mujer de Pujol manda “a la mierda” a un periodista