Kety, preferentista: "Nos sentimos con mucha rabia e indignación"