El ébola hace que las compañías de transporte y de turismo se desplomen