Emilio invirtió 131.000 euros en preferentes: "Me siento como un perro apaleado"