Sor Lucía Caram: “El domingo tenemos un arma pacífica para decir cómo nos sentimos”