Camillas en el pasillo del hospital de Toledo