Interior pretende que los tuits más ofensivos sobre el asesinato de Carrasco se salden con detenciones, según ‘InfoLibre’