Revilla, al vicepresidente de la CEOE: “Habría que pedirles que no humillen”