De la entrada de Jesus Gil a la de José María Del Nido: Personalidades entre rejas