Diego Cañamero y el SAT ocupan la finca militar de ‘Las Turquillas’