Gregoria, trabajadora y ama de casa: "No tienen vergüenza, no ven la realidad"