Rosario, a punto de ser desahuciada