110 agentes de Policía Nacional velarán para que nada altere la declaración de la Infanta