Marisa, desahuciada dos veces: "Si no tienes techo y alimentación, no tienes vida"