La orden religiosa dice no haber recibido requerimiento para pagar el traslado