Rosario: "Ya no sé ni dónde voy a reclamar"