Cintora y los colaboradores se comen un plátano en solidaridad contra el racismo