El Partido Popular podría haber abonado facturas irregulares a la Gürtel