El centro de Madrid, del ‘relaxing cup’ a las montañas de basura acumulada