¿Qué opina la calle del contrato único?