Bretón se enfrenta hasta a 40 años de prisión