¿Ha devuelto el favor Telefónica a Rato?