La prensa internacional, atenta a la imputación de la infanta Cristina