Rajoy y Merkel, cómo hemos cambiado…