Gordillo y el SAT ocupan la finca del palacio de Moratalla