Igancio Rodrigo, abogado de María Castaño, defiende la inocencia de su clienta