Un infiltrado en un grupo ultra nos cuenta cómo se 'retan' los hinchas