Cuanto más feo más bonito