Frank Cuesta encuentra un 'gusiluz'