La resolución más emotiva de La Escalera