Ge deja de piedra a los entrevistadores: se niega a darles su nombre y a decir en qué empresa ha trabajado