El cansancio puede con David, que se queda dormido en la recepción